El Android más veloz del mercado cae frente al iPhone 8 en los primeros benchmarks

iPhone 8 vs Galaxy S8

Si bien aún no fueron iniciadas las entregas del iPhone 8 a los primeros compradores, algunos medios importantes ya lograron someter a varias pruebas de rendimiento al nuevo smartphone.

El iPhone X y el iPhone 8 son los nuevos smartphones anunciados por Apple hace aproximadamente una semana. Estos dispositivos comparten varias especificaciones, como por ejemplo el procesador A11 Bionic o la configuración del sistema de captura de fotos y vídeos que hay en la parte trasera.

En lo que respecta las novedades introducidas por los terminales de Apple, muchos opinaron que algunas de las nuevas funciones de este smartphone llevan ya varios años presentes en los teléfonos Android, como por ejemplo la carga inalámbrica, o la pantalla OLED que hay en el iPhone X. Sin embargo, parece que tanto el iPhone 8 como el iPhone X destrozan a los gadgets de la competencia cuando se trata del rendimiento.

Como punto de referencia, el Galaxy S8, al igual que el Galaxy Note 8 y muchos otros smartphones de alta gama de este año usan el procesador Snapdragon 835. Mientras tanto, el iPhone 8 y el iPhone X fueron fabricados en torno al nuevo procesador A11 Bionic creado por los ingenieros de Apple. En las pruebas publicadas por BGR.com y tomadas desde Geekbench, el iPhone 8 prácticamente fulminó al Galaxy S8.

Resultados de las pruebas single-core y multi-core

iPhone X, ¿innovación?

En las pruebas de rendimiento single-core, los iPhone 8 y iPhone 8 Plus obtuvieron 4.195 y 4.126 puntos, respectivamente. El iPhone X sólo se conformó con 4.028 puntos, probablemente debido a la mayor resolución de su pantalla, dado que el SoC es idéntico en los tres dispositivos. En la misma prueba, los Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus obtuvieron unas puntuaciones de 1.965 y 1.934 puntos, respectivamente, o menos de la mitad del valor obtenido por los nuevos iPhones.

En teoría, las pruebas para el rendimiento multi-core deberían aventajar al Galaxy S8, ya que usa un procesador de ocho núcleos frente a los seis núcleos del A11 Bionic. Sin embargo, las cosas no fueron para nada así.

En el benchmark multi-core, el iPhone 8 obtuvo 10.005 puntos, mientras que el Galaxy S8, el Android más veloz del mercado, se limitó a los 6.494 puntos.

Conviene mencionar que los benchmarks no representan la experiencia de uso en el mundo normal. Sin embargo, se pueden usar como referencia comparativa, siendo este el motivo por el cual la victoria de Apple es muy importante.


Fuente: Androidsis
SHARE

About Guillermo Peralta